La digitalización y difusión de archivos familiares

20 junio 2012

Se han aprobado el Martes la orden de la consejera de Cultura por la que se convocan las ayudas para la difusión y digitalización de Archivos no públicos, propiedad de familias, organizaciones, asociaciones y fundaciones, por valor de 150.000 euros.

Para Txomin Alkorta con estas ayudas se trata de ayudar a la organización de fondos de archivo privados, con el fin de que el patrimonio de Euskadi se conserve,  atendiendo a los derechos de los titulares. Se trata de que este patrimonio se conserve y se pueda consultar para dar información o investigación.

La importancia de la digitalizacion y creación de una copia digital para su difusión es fundamental, donde se podrá consultar en la web del sistema Nacional de Archivos de Euskadi.

La digitalizacion de archivos de estos fondos privados son de suma importancia para consultarlos a traves del servicio Badator de la web de Irargi.

Los objetivos con estas subvenciones son muy positivos puesto que salen a la luz fondos privados, para digitalizarlos y estudiarlos y de esta manera poder pasar estos fondos al sistema nacional de archivos de Euskadi, donde al aumentar el patrimonio enriquece el servicio de investigación gracias a internet.

 

Anuncios

Los Hospitales y la digitalización

28 mayo 2012

Muchos hospitales solicitaron en su día presupuestos de digitalización de expedientes clínicos, para incorporarlos en sus bases de datos y de esta manera ser más ágiles en la consulta y en la ley de protección de datos.

Para Txomin Alkorta muchos de estos hospitales no han podido realizar sus proyectos de digitalización de documentos debido a los recortes y a otras prioridades que tenían antes de afrontar esta digitalización.

El Expediente Clínico Electrónico, ya está operativo desde hace algunos años, pero son aquellos expedientes antiguos y que ocupan gran cantidad de espacio en almacenes de grandes proporciones, los que se tendrían que digitalizar para completar las bases de datos que ya existen en los hospitales.

Pero será otra cosa más que deberá esperar a que lleguen tiempos mejores.

 


El síndrome del Factor multiplicador

22 marzo 2011

Seguramente no es muy ortodoxo el término, pero el título lleva tiempo rondándome la cabeza para explicar lo que suele ocurrirnos con cierta frecuencia, me explico.

Nos llama un potencial cliente que tiene un archivo de documentos semi-activo, y una gestion documental adecuada, compuesto por unas 500 cajas de archivo definitivo, de 10 cm. de lomo,  que quiere escanear todo su contenido. Un archivo de expedientes compuestos por varios documentos con clips, grapas, duplicados … que apenas tiene consultas al cabo del año. Además, en algún momento de la entrevista de toma de dato te pregunta ¿ ésto no costará mucho, verdad?.

Y uno, casi siempre, se guarda la respuesta y sale por la tangente, pero esta pasada semana me cogió cansado y le dije: pues creo que no va a digitalizar este archivo. Él, sorprendido, me preguntó  que por qué le decía eso y le hice una rápida operación:

Supongamos, que es mucho suponer, que con las tareas que tenemos que hacer y el trabajo que supone preparar la documentación para su escaneado el precio por folio nos sale a 0,05 euros (seguro que tras el análisis sereno el coste es significativamente superior). Le miras y tiene buena cara.

Calculemos ahora una media de 350 folios por caja, por 500 cajas que tiene, nos sale que el archivo puede tener unas 175.000 hojas, unas cuantas ¿verdad? Al cliente ya empieza a cambiársele la cara.

Realizamos una sencilla multiplicación y en minuto y medio nos hemos puesto en 8.750 euros más I.V.A.

Y esta escena es la que me trae a la mente el factor multiplicador. Cualquier archivo tiene decenas de miles de folios que por unos pocos céntimos por hoja suponen una propuesta de factura muy importante que hay que ver cómo se justifica en base a los beneficios esperados; pero este es otro tema.